Le distrae del partido poniéndole sus ubres en la cara