La colombiana le dejó probar su chochito