La masajista brasileña le ofreció un servicio con un final feliz