El masajista se la metió a su clienta con una cámara grabándoles