Ambas comparten un consolador que deja sus coños mojados