Deja el yoga y se centra en el pollón de su profesor