La doctora cura su lesión tras follárselo sobre el sofá de casa