Evita la cárcel tras dejar que el policía le rompa el trasero