Golfa brasileña decide pasar la tarde tocándose el chochito