Juega con su ojete hasta que se lo rompe