Sus leggings apretados se la pusieron dura como una piedra