No pudo resistirse a su amiga ni a saborear su chochito