Olvidaron salir de compras tras comerse los coños mutuamente