Punky española desconcentra a un samurai con un polvo