Sophie Lynx se estrena por detrás y ya no quiere otra cosa